Cámara Oscura

camara oscura

Al inicio del siglo XVI, Alberto Durero partió hacia Bolonia para indagar en ‘el arte de la perspectiva secreta, que alguien quiere enseñarme’. Durero había nacido en la ciudad ‘de los ingenios, de los mecanismos fundados en cálculos, de los aparatos de precisión’, y quizá por eso estaba convencido de que, tras la exacta representación de los renacentistas italianos, se escondía un instrumento capaz de auxiliar a los artistas.

Al inicio del siglo XVI, Alberto Durero partió hacia Bolonia para indagar en ‘el arte de la perspectiva secreta, que alguien quiere enseñarme1. Al pintor más célebre de Núremberg le intrigaba la habilidad de los italianos para capturar la profundidad, para imprimir la realidad sobre una superficie plana. Durero había nacido en la ciudad ‘de los ingenios, de los mecanismos fundados en cálculos, de los aparatos de precisión2, y quizá por eso estaba convencido de que, tras esa exacta representación, se escondía un instrumento capaz de auxiliar a los artistas.

Durero. Grabado de instrumento óptico. En 'Underweysung der Messung

Durero. Grabado de instrumento óptico. En ‘Underweysung der Messung

Durero. Grabado de instrumento óptico. En 'Underweysung der Messung

Durero. Grabado de instrumento óptico. En ‘Underweysung der Messung

Desde la antigüedad, el hombre ha tratado de entender el modo en que sus ojos perciben el mundo. Aristóteles y Euclides sentaron las bases de la óptica clásica, cimentada en el principio erróneo de que los rayos visuales convergen en el objeto percibido. En el Renacimiento, los estudios de Alberti y el ingenioso artefacto concebido por Bramante, supusieron un sensible adelanto en el conocimiento de las leyes ópticas. Las tres dimensiones estaban cerca de poder ser plasmadas con precisión sobre el papel.
En ese momento, las elucubraciones matemáticas y los rudimentarios instrumentos construidos para desentrañar las leyes de la perspectiva ocupaban a los humanistas. Pero se conservaban también referencias antiguas a un artefacto que acabaría convulsionando las artes. Aristóteles había sido el primero en describirlo: ‘Se hace pasar la luz a través de un pequeño agujero hecho en un cuarto cerrado por todos sus lados. En la pared opuesta al agujero, se formará la imagen de lo que se encuentre enfrente3. Había definido la cámara oscura.
Más tarde, el erudito árabe Al-Hazen –nacido en el año 965-  utilizó un aparato similar para rebatir los principios ópticos expuestos por los griegos. Los rayos visuales, exponía, debían converger en el ojo humano. Así quedó definido un primitivo cono visual que, quinientos años más tarde, Filippo Brunelleschi intersecó con un plano para dominar la perspectiva.

Instrumento optico de Brunelleschi, por Jim Anderson

Instrumento optico de Brunelleschi, por Jim Anderson

No sabemos qué pasó con el artefacto entre la mención de Aristóteles y los ensayos de Al-Hazen. Y durante siglos, la historia de la cámara oscura continuó siendo discontinua y fragmentaria. En el siglo XIII,  el franciscano inglés Roger Bacon mencionó de nuevo el aparato, pero hasta dos siglos más tarde no parece que haya sido aplicado como instrumento auxiliar del dibujo. Fue en el siglo XV, cuando el interés por la perspectiva resurgió con fuerza. Leon Battista Alberti comenzó a profundizar en el fenómeno perceptivo y, más tarde, artistas como Leonardo da Vinci o el Bramantino recurrieron a métodos mecánicos de ayuda al dibujo4. En este clima, Durero visitó Italia. Y veinte años después publicó su Underweysung der Messung, tratado en el que ilustró diferentes artefactos que permitirían realizar un encaje preciso de cualquier objeto. Resulta paradójico que entre ellos no se encontrase la cámara oscura.

Underweysung der Messung,  en el Museo del Prado

Underweysung der Messung, en el Museo del Prado

En el siglo XVI, a pesar de la omisión de Durero, ya se había extendido el conocimiento de la cámara oscura. El fenómeno óptico descrito por Aristóteles, con la luz exterior penetrando por un diminuto orificio para proyectar en la pared opuesta una imagen invertida del exterior, comenzó a ser aplicado para reproducir con exactitud la realidad: el artista se encerraba en una habitación oscura sólo horadada por un pequeño agujero y dibujaba sobre un papel traslúcido la imagen proyectada.
En 1544, el alemán Reinerus Gemma-Frisius hizo referencia a estas mismas habitaciones oscuras, pero empleadas con un fin diferente: eran instrumentos idóneos para observar los eclipses solares.
Al mismo tiempo, los avances tecnológicos permitieron sacar más rendimiento al fenómeno óptico. En 1558, el físico napolitano Giovanni Battista della Porta añadió al sistema una lente biconvexa que permitía una mayor definición en la imagen proyectada, y lo recogió en su obra Magiae Naturalis. Recomendaba su uso como auxilio al dibujo, aunque en realidad había inventado el germen del objetivo fotográfico.
Proliferaron a partir de ese momento mejoras en las cámaras oscuras. Los artistas, desde Johannes Vermeer a Canaletto, recurrieron a estos instrumentos para captar la realidad.Porque, tras la Edad Media, la pintura ya no debía reflejar la verdad, sino el modo en que el mundo era percibido5.

Cámara oscura para observación de eclipse solar, 1544

Cámara oscura para observación de eclipse solar, 1544

Cámara oscura como apoyo al dibujo

Cámara oscura como apoyo al dibujo

Cámara oscura, 1820. Por greenart.info

Cámara oscura, 1820. Por greenart.info

Ilustración de cámara oscura en la 'Encyclopédie ou dictionnaire raisonné des sciences, des arts et des métiers'

Ilustración de cámara oscura en la ‘Encyclopédie ou dictionnaire raisonné des sciences, des arts et des métiers’

Cámara oscura como apoyo al dibujo del natural

Cámara oscura como apoyo al dibujo del natural

Existía, por tanto, una enorme demanda de avances técnicos que permitiesen a los artistas llegar más allá que sus predecesores en la plasmación de lo real, y de este modo lascámaras oscuras – así denominadas desde la publicación de Ad Vitellionem Paralipomenaen 1604-  comenzaron a incluir espejos y mejoras en las lentes. Aumentaba así tanto la definición como la luminosidad de la imagen proyectada. Simultáneamente el tamaño de lacámara oscura se redujo hasta convertirse en un artefacto portátil de manipulación sencilla.Desde entonces6, y hasta el siglo XIX, fue una herramienta habitual entre dibujantes y pintores.

Cámara oscura portátil, 1817

Cámara oscura portátil, 1817

Utilización de cámara oscura portátil, siglo XVIII

Utilización de cámara oscura portátil, siglo XVIII

Canaletto, dibujos realizados con ayuda de cámara oscura

Canaletto, dibujos realizados con ayuda de cámara oscura

Cámara oscura portátil, s. XIX. Por brightbytes.com

Cámara oscura portátil, s. XIX. Por brightbytes.com

Cámara oscura portátil, s. XIX. Por brightbytes.com

Cámara oscura portátil, s. XIX. Por brightbytes.com

Cámara oscura en el Edificio Torre de Tavira en Cádiz

Tras dos siglos, el siguiente paso en la historia de la cámara oscura surgió casi por casualidad. En 1814, el químico francés Joseph Nicephóre Niépce comenzó a experimentar con materiales fotosensibles. Recurrió a la cámara oscura para proyectar imágenes y aplicó sales de plata para fijarlas sobre una placa. En 1826 obtuvo una vista desde su ventana, plasmada sin ayuda de un lápiz o un pincel. Fue el germen de la fotografía, que evolucionó en los años siguientes gracias a los experimentos de Louis Daguerre.

'Vista desde la ventana en Le Grass', de J.N. Niépce

‘Vista desde la ventana en Le Grass’, de J.N. Niépce

Lo que hoy aceptamos con naturalidad era considerado un milagro hace ciento cincuenta años. La fotografía parecía capaz de sustituir al artista, que jamás podría igualar su inmediata y precisa reproducción de la realidad.  Fue entonces cuando la pintura tuvo que volver a encontrar su razón de ser, cuando Klee proclamó que sus retratos eran ‘más verdaderos que los originales7. Pero tal vez, si Durero hubiese nacido cinco siglos más tarde, habría cambiado todos sus instrumentos ópticos por una cámara fotográfica.

NOTAS
1. MORENO MANSILLA, Luis: Apuntes de viaje al interior del tiempo. Barcelona, Fundación Caja de Arquitectos (2002), pag. 87
2. Así definida por Bruno Zampi en su introducción a ‘La obra pictórica completa de Durero’.
3. ‘La cámara oscura’. Red Escolar, México (2007)
4. MORENO MANSILLA, Op. cit., pag. 89
5. A este respecto, Mansilla, en Op.cit. pag 86, señala: ‘Durante la Edad Media, el cuadro es una superficie recubierta de líneas y colores, símbolos de objetos tridimensionales. En cierto modo las pinturas son palabras pintadas en las que lo que importa son el texto que evocan, no sus imágenes. El fondo de oro de los primitivos no es un espacio irreal, sino el frío y puro ‘más allá’.
6. David Hockney sugiere en ‘El conocimiento secreto’ que su uso fue común desde siglos antes. Los primeros en utilizarla habrían sido pintores flamencos de la década de 1430.
7. KLEE, Paul: Diario III, 1902

Descargar en Pdf

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: