Partes de una Cámara Reflex Digital

cabecera reflex

Las cámaras réflex están compuestas, normalmente, de dos partes bien diferencias: Cuerpo y Objetivo, al que también se le llama óptica.

Cuerpo y objetivo hacen una pareja inseparable si queremos hacer fotos pero podremos encontrar y comprar sin problemas cuerpos y ópticas por separado sin que necesariamente formen un paquete.

Una vez montada la óptica en el cuerpo, ya tenemos lista la réflex digital. Echémosle un vistazo más detallado:

Utilizaremos de ejemplo un modelo que ni es el tope de gama del mercado ni el modelo más básico, así podremos ver ciertas características que en un modelo amateur no veríamos. Evidentemente en función de la marca y el modelo estas características cambiarán, pero básicamente nos encontraremos con funciones y características parecidas.

Vista Frontal

Cuando miramos una cámara réflex de frente nos encontramos algo así

   

Donde podemos ver los siguientes elementos:

  • 1. El objetivo, pieza clave para la calidad de imagen. En próximos artículos hablaremos más profundamente de ellos.

  • 2. Botón para liberar los objetivos y poder intercambiarlos.

  • 3. Disparador. Creo que no hace falta que lo explique, ¿no?

  • 4. Rueda de control (en este caso secundaria). Los modelos más avanzados disponen de dos ruedas de control, los modelos más básicos, normalmente de una. Con ella podremos variar parámetros de la cámara como la apertura o el tiempo de exposición.

  • 5. Receptor para control remoto. Por si usamos un mando a distancia.

  • 6. Conector para flash externo. Normalmente, las cámaras amateur no traen esta conexión.

  • 7. Botones dedicados. Las réflex avanzadas, disponen de cantidad de botones dedicados, la mayoría en su parte posterior o superior. En este caso, este delantero nos sirve para previsualizar la profundidad de campo.

  • 8. Sensor de balance de blancos. Para medir correctamente el tipo de luz que tiene la escena.

Vista Trasera

Si le damos la vuelta a la cámara nos encontramos lo siguiente:

   

Donde nos encontramos normalmente:

  • 9. El visor óptico. Característica fundamental de las cámaras réflex. A través de el se nos ofrece mucha información sobre la toma y los parámetros que estamos usando.

  • 10. El monitor LCD, o pantalla de visualización. En ella podremos hacer dos cosas: primero, ajustar los parámetros principales de las tomas o configurar las opciones de la cámara, y segundo, ver las fotografías que tomamos, instantáneamente déspues de hacerlas. Además, la mayoría de modelos suelen darnos mucha información sobre la toma, sus parámetros, las zonas sub/sobreexpuestas, etc… Incluso podremos ver el histograma en la mayoría de los modelos actuales.

En los modelos que disponen de Live view, o visión en vivo, como es el caso, podremos encuadrar y disparar visualizando la escena por este monitor, tal y como hacen la mayoría de las compactas. También tenemos que tener en cuenta la movilidad de la pantalla. Mientras en algunos casos es fija, en otros podremos girarla, pivotarla y moverla a nuestro antojo, característica a considerar si queremos encuadrar desde posturas difíciles con una réflex.

  • 11. Rueda de control principal, para variar los parámetros principales de la toma.

  • 12. Interruptor de encendido. Pues eso…

  • 13. Apertura cierre de la tapa de la ranura para las tarjetas de memoria

  • 14. Botón de reproducción de imágenes. Para poder ver las imágenes almacenadas en la tarjeta y sus parámetros de toma.

  • 15. Dial de control, para moverse por los menús de la cámara y controlar la visualización de las imágenes.

  • 16. Botón de Estabilización de imágen, para las cámaras que disponen de esta opción.

  • 17. Botones dedicados. Cuanto más avanzada es la cámara, más botones dedicados suele ofrecer. Con ello conseguimos variar los parámetros de forma más rápida que a través del menú.

Vista Superior

Y llegamos a la parte superior, donde podemos encontrarnos algunas características como las siguientes:

   

  • 17. Más botones dedicados, para multiples funciones, incluso programables con la función que queramos.

  • 18. Pantalla Secundaria de control. Disponible en los modelos avanzados, sirve para poder ver de forma más simple y rápida los parámetros de la toma.

  • 19. Zapata para flash externo y/o flash integrado. Aunque la mayoría de los modelos de réflex disponen de un flash integrado, a veces es necesario integrarle uno de más potencia y calidad, sobre todo en los modelos más profesionales, que en ocasiones prescinden del integrado.

  • 20. Fijación para la correa. Fundamental si cargamos con un equipo pesado.

Por último, en los laterales podremos encontrar algún que otro botón dedicado, aunque normalmente se dejan para los conectores (salida de TV, miniUSB, etc…) y en la parte inferior suele encontrarse el hueco para la batería y la rosca para el trípode.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: